miércoles, 28 de octubre de 2009

Perdidas, pérdidas, excusas

.










Desparramado sobre la barra de un bar de mala muerte (tal vez el derecho de admisión me sea esquivo) pedía otra ronda un hombre de mediana edad y mediana mala suerte. Las horas de alcohol que sobrevinieron a las de oficina dejaron en despojos de corrección a su postura y su traje. Apenas balbuceaba algunos sollozos, tantos como su limitado estado permitía interpretar.
Su ebriedad en las noches, así como su trabajo durante el día, una y otra vez desde hace tiempo eran una búsqueda de estupor que escape a la agonía de los anhelos.

Bebía, lloraba y volvía a beber, siempre a voz ahogada. Siempre con el pecho partido por ausencias que no dejaban de prolongarse...

Más allá, en la mesa más oscura del mismo bar de mala muerte (y ya estoy probando que tan bien me sienta) una mujer de mala suerte sin edades arremetía sin piedad contra el contenido de una botella de bebida blanca.

Y se mentía al hacerlo. Tanto como se miente el color blanco en los bares de mala muerte.

Las ojeras de marcado llanto gastado dejaban un tono lúgubre y cínico a su mirada recia puesta en la nada.

Bebía, lloraba y volvía a beber, siempre sin lágrimas. Siempre con el gesto agobiado por presencias inoportunas que no dejaban de sucederse...

Y así, sin mirar, en un trago acabó con la batalla dejando el envase vacío y la borrachera desde el hígado hasta las sienes.

Y así, sin mirar, su frágil psiquis se derrumbó cuando tanteó el metal en su cartera.

Y así, como si se creyera invisible -y así lo es para quién no puede verse- sacó el viejo revólver y avanzó con risa pervertida entre las mesas salpicadas de cerveza, tabaco, tequila y vomitadas.

Ciertamente era invisible. Nadie reparó en ella hasta que le voló la nuca al hombre desparramado en la barra. No hubo espacio a siquiera un latido y ella manchó el techo con su propio desparramo.


Yo, debo decir, la ignoré cuando cruzó con el arma en alto por mi lado.
Cuando escuché el primer disparo a mis espaldas no pude conmoverme demasiado.



Cuando sonó el segundo estallido, aun no sé.
Y empecé a dudar del primero.



.

31 comentarios:

*GEORGINA* dijo...

(...y supongo q hay cosas que hay que matarlas de un disparo)

me gustó lo de "y empecé a dudar del primero"

abrazo gde Tio.

SIL ♥ dijo...

Primero lo primero, ¡¡Volvieron los cuentos!! :)



Y un cuento que obliga a estar en ese lugar, a dejarse llevar por las imágenes y las tantas sensaciones que genera, a estar por un instante en ese bar de "mala muerte", aunque quizás sea el resultado de la mala suerte estar ahí...

Y ese vacío, esas ausencias, esos anhelos que agonizan, que recorren el cuento y erizan la piel...

Y la muerte... disfrazada de mujer, invisible, invencible, que sólo pueden identificarla quiénes observan "desde lejos", quizás desde una conjunción entre ángeles y fantasmas...

Y dudar, siempre es bueno y necesario dudar...

IMPECABLE, como siempre.

Un besote.




( ¿suerte y muerte?)

Alice dijo...

Imágenes que sorprenden...mucho.
que abruman y te dan ese no sé qué, ahí...en la panza, en los ojos...
Quizás porque se rompe algo en la lectura, que viene con un ritmo marcado...
y se acelera de repente y ya todo puede pasar...
( es lo que más me gusta de la ficción)

De finales inesperados quizás,
pero que no podrían ser otros...

(completando el equipo)

Besos

Antonio Banderas dijo...

Deja Vu

Eclipse dijo...

sorprendida gratamente.
el principio me pareció cargado de lugares comunes y dudé (le confieso, porque sé que aprecia la sinceridad y yo no puedo hacer otra cosa) de que el relato llegara a buen puerto.
pero confío en usted y seguí leyendo.
a veces una tiene sus recompensas.

coincido que el cierre es genial (y soy de las que cree que todo puede estar muy lindo, pero si las últimas palabras -sea en un relato o en un poema- no son las justas, se va todo al carajo)

se lo extrañaba (estamos para las confesiones, che)

Gisela Ange dijo...

León marcado... qué grato volver a leerlo de esta manera, todo un placer...

Me hizo recordar la insaciable obsesión que supe tener por sus cuentos, la cuál súbitamente debí abandonar por su mismísimo consejo, a fin de mantener viva mi salud mental... Pero recaer esporádicamente en algún vicio abandonado, no puede ser algo tan malo, verdad?

Un beso grande

El león marcado dijo...

.

Farolito.

(Definitivamente hay “cosas” que matar…)

Me gustó el tonito del “nejame” de su otro comentario anterior.

(no le digo un "gracias por pasar" porque me parece que se hizo una copia de la llave a estas alturas)

Abrazo.




Hadita de Cheshire.

Ellos también siempre están volviendo…

Es interesante lo de “la muerte disfrazada de (lo que sea)”. Más allá del recurso literario, pareciera que en verdad creemos que la fatalidad fatal pude presentarse entre sombras y máscaras. Pero, a golpe de vista, ¿Por qué la certera e infalible parca necesitaría disfraces? Claro que esto no es un desacuerdo: Comparto la dificultad de identificarla que humanamente parece aquejarnos. Pero, me permito pensar que, dadas las cualidades de la muerte, lo que queremos ver como disfraces no es más que lo inaceptable que nos resulta su presencia.

¿Por qué? Porque siempre es bueno y necesario dudar. Aunque pueda ser también como huída.

Otro “beso”.

(nop, o sea, sí, pero no es el juego generador)



Ali.

¿Será que –una vez más- nos resulta tan inaceptable que la muerte es ruptura?

En verdad, entonces, lo es.

Aunque los textos empiecen a romperse un rato antes, la muerte se adueña sin sutilezas.

Más besos



Antonio Banderas.

No entendí… y eso que nos entendemos hace años.




Poeta.

Gracias por la confianza que espero haber ganado en buena ley.

(A veces uno también tiene sus recompensas)

Comparto su visión acerca de los finales. Y me alegro de no haber arruinado su lectura (que valoro por sobre la letra misma, aunque no más allá de la misma).

(Ahora sí está todo el equipo).




Gisela Ange:

Entiendo que las obsesiones siempre son insaciables… o nunca lo son, ya que es cualidad de estas desapegarse de toda característica de saciedad tanto como puede serlo cumplirla una y otra vez. (no puedo evitarlo, sepa disculpar).

No soy yo quién puede dar veredictos sobre lo “tan bueno” o no de este supuesto vicio. No puedo ir en desmedro del propio ejercicio que vincula al hombre con las letras.

A algunos hombres. Con algunas letras.

Igual, cualquiera que ronde por mi morada debe dudar de su salud mental.

(Pero bienvenida sea)

Otro beso.

Eclipse dijo...

acaso la confianza puede ganarse de otra forma?

nunca vino por mis pagos al final?

puede que (y solo puede que) esté planeando un próximo viaje por los suyos.
espero ande bien y tenga ganas de ponerse al día alguna vez, quién sabe.

besos

Natalia dijo...

Fue casi como entrar con confianza al viaje dentro del corazón de algún trotamundos que aún no conoci.
Me gustó, mucho.
Y debo confesar que estuve a punto de decirte "no es 'botella' en vez de 'batalla'?
Pero no...porque acaso hay peor batalla que la de luchar contra corazones rotos, decepciones y lágrimas sin sentido?
Salud bonito! Y me debe unos ñoquis y una buena zapeada...claro, para cuando recupere mi vos, por supuesto.
Te quiero Pabli.

Natalia dijo...

Cercanía de letras en el teclado: de más está decir que quise decir "voz"...aunque cuando te recupere a "vos" estaremos hablando de lo mismo.. :)

*GEORGINA* dijo...

Sigilosa y en puntitas de pie, le robé una copia de la llave. MUAJAJA.
Y un “nejame! .. yo me divierto!” para vos... jaja!
Beso gde Tío-

La niña Che dijo...

Entre el "Y se mentía al hacerlo. Tanto como se miente el color blanco en los bares de mala muerte." y el "presencias inoportunas que no dejaban de sucederse" me pregunté cuanto me conocías? Todos tenemos días así no? Todavía no terminé en ningún bar, pero a veces ganas no faltan.

Bueno. Es para terapia. Pero me sentí identificada. Como desnuda por momentos.

Saludos Scar

El león marcado dijo...

.


Poeta.

Sí, pero, quién puede decir que el engaño no sea, de tanto en tanto, también en buena ley (¿Qué sería de los cuentos sino…?).

No, no fui. Cada vez que me pongo al día… quedo debiendo.

Será un medio y miedo, tal vez.

Besos




Nati .

Algún corazón que conoce. Algunos mundos que ya transita.

Concuerdo… una botella en esos término es la suma de varias batallas.

Ya nos pondremos al día (sigo quedando en deuda).

Y sí, estaremos hablando de lo mismo.

Y si andás sin voz… hacemos un dúo.
(Pero conmigo)

Un abrazo, amiga.




Farolito.

No sé si hablar con el cerrajero… o poner una fosa y puente levadizo.

(Igual, temo que encontrarías como entrar igual)




La niña Che .

El juego de los cuentos que se cuentan, se juega con los cuentos que se leen. Y así parece que uno conoce a muchos, aun sin saberlo o proponérselo.

Un gusto que le guste.

(Y vístase, que va a atraer a los curiosos)

Saludos, Niña

*GEORGINA* dijo...

jajajajaja
NO ESPERABA MENOS DE UD

(no lo dude)


PD: el cerrajero está bueno? :P jaja
abrazo.

SIL ♥ dijo...

(Y si no encuentra...yo la ayudo)




Besotes

El león marcado dijo...

.

¿Qué es esto?


¿Un levantamiento de Hobbits?

SIL ♥ dijo...

Ponele...


Igual...tenga cuidado :P


Besotes

*GEORGINA* dijo...

jajajajaja

los Hobbits no nos levantamos nos sublevamos :P muajaja

..y ponele que Ali también se suma eh

Alice dijo...

justo pasaba por aquí...

yo me sumo en esto de "sublevarse" o levantarse...

ponele...
y sí... tenga cuidado...

besos

*GEORGINA* dijo...

vio?
tanto alarde que hizo..
"MIS chicas del metro y medio"
pufate…

ahora somos “La República Independiente del Metro y Medio”!
muajaja

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

me gustó mucho venir aqui...

El león marcado dijo...

.

Si le gustó caer por mi morada, a pesar del desorden de Hobbits, ¡Usted tiene méritos en su gustar!

Un gusto que le guste Viajar al Olvido.



Y ustedes...

Si se sublevan significa que reconocen mi poder sobre ustedes (sino, no hay a qué sublevarse).

Ay, niñas, ¿cómo van a ser "República Independiente" si para motín le faltan letras?

Ok, pueden quedarse. Yo me voy a dormir. No hagan ruído al salir (Farolito tiene llave igual).

Abrazo. Jajaja

Lucas J. dijo...

Voy a citar a un célebre filósofo: "el equilibrio entre flexibilidad terminológica en pos de una idea, clima o significado; y la barrabasada lingüística, es muy fino".

y no voy a decir más porque no te quiero causar problemas.

Ahora, me quedé pensando la otra vez dónde fue que metiste la cita de Castoriadis, porque o escribiste algo del griego que no leí, o no se.

Un saludo, compañero.

El león marcado dijo...

.

Creo que fue en un comentario, también. A cuento de una mención suya.

Y el Hadita también lo trajo a cuento hace poco.

El Griego nos anda rondando de un tiempo a esta parte.

Y ahí, sí, hay un filósofo que valga la pena.

Un abrazo, caballero.

*GEORGINA* dijo...

con llave y el león dormido! se arma joda! jajaja

(ya te dije a vos eh! deja de pelearme porque te va a ir a buscar la sociedad protectora de animales..):P

*GEORGINA* dijo...

ah! la frase de sublevación era de Aldo Rico.. (una ironía) si, soy mala tb para las ironias. jaja
beso.

Lucas J. dijo...

sublevar

tr. Alzar en rebelión o motín: sublevar al pueblo. También prnl. || Producir indignación, promover sentimientos de protesta: me sublevan sus manejos. También prnl.

© Espasa Calpe, S.A. <---- No, ese no es Aldo Rico.


¿Le digo al cardiólogo que mande la factura a tu casa, H?

El león marcado dijo...

.

Sí...


Pero por escuchar parafrasear a Aldo Rico...

No hay medicina que me alcance para algunas cosas...

(y la joda con león dormido sólo es media joda)

*GEORGINA* dijo...

jajajajaja
vayanse a c... los dos! jajaja

no juego más. shau.

El león marcado dijo...

.

Si hay algo que reconocerte, Farolito, es que vos no podés dejar de jugar.

Jaja.

Y nosotros dos, nos vamos a ¡Cantar!

(ponele)

*GEORGINA* dijo...

ajajajaja .....
lógico, soy una niña y acepto que me falta todo por aprender! y el juego es la mejor forma ;)

(sos insufrible, pero te queremos igual...)
Pablo Zapata! si no la gana la empata! :P
besos tío, dejá no cantes! jaja