miércoles, 12 de mayo de 2010

Cuida bien tus estrellas

.

Apenas había puesto el agua al fuego.
Apenas había acomodado ella la pequeña silueta al lado del calor, del agua y el metal.

Apenas…


.

(Antes que nadie pueda mirar la luna, aun antes que cante el poeta )

¿Qué le has hecho a la luna que anda tímida de su resplandor?
¿Cuántas y cuáles estrellas hacen nido en tu rostro?
¿Cuántas y cuáles tienen ese brillo robado de tu alrededor?
¿Dónde reposa ese anhelo que generas, si hasta el sol ha cambiado su pareja?
¿Puedo esconderme yo, cometa forajido de toda órbita, en un recodo de tu cielo?
Hay más infinito y más universo en esta eternidad que se sostiene en tu mejilla.
¿Puedes ser más que mi fuego entre fuegos?
¿Cómo…? ¿Cómo con una chispa brotan tantos planetas y fulgores de tu aire?
¿Qué haces como si no hicieras nada?
Allá se pasea el sol, viudo de tu luz
Acá te abrazo, en lo inabarcable.
.



“No puedo dejarte de ver
describiendo una estrella descubierta por mí
en tu erótica constelación
que no cabe en los mapas del cielo.
Tu mano dibujando en el aire
era capaz de ponerle colores
al espacio vacío que se llenaba
con la luz de la estrella brillante”



.

(Luego que cantó el poeta, cuando todo pudo ser efímero y aun la luna es incierta)

¿Qué es lo más extraño de esta noche?
¿Que no haya rozado tu piel con mi piel?
¿O que el roce baste, sin necesidad de más, para extrañar la noche y su deleite?
No intenta despedazarse el despertar.
No más que, otra vez, tu piel, aun con su roce en el día cuando ya te has ido.

¿Qué es lo que hace a la piel ser piel?
Si no es más que el encuentro de suspiros.
Como diademas del aire bajo las cobijas que hacen de nuestra unión un reino sin dominios.
Si se conforma en su pequeño vendaval de suspiros que me faltan y suspiros que se buscan.

¿Qué es de la noche?
¿Qué es de esta noche si no es más que una sucesión de momentos mirándote dormir?
De brillos ligeros moviéndose en puntitas de pie sobre tus párpados.
Momentos donde te rozaba la piel.
Con los dedos, ruines buscadores de consuelo.
Peregrinos entre momentos del aire, el carruaje etéreo del perfume de tu cabello.
¿Dónde te deseaba la piel desde la piel?
Donde el deseo es aun menos que el momento.


¿Qué es un momento?
Si no es otro que este que resiste sin esfuerzo, sin agobio, sin penuria.
Este que ahora en tu ausencia está deseando el encuentro de una parte que es ausencia misma y es mía.
¿Qué es un momento sino este donde es un hueco quién escribe en tus lugares?
Este que tiene tu forma delineando el contorno de la oscuridad más exigua,
y tu cara temerosa de la ausencia en un pimpollo de penumbra nuestra.

Es este momento el que me robé de la noche sin siquiera dañarla.
Es este momento el que extraña y se hace extraño.
Este momento, que se parte con el roce de un suspiro.


.

No puedo dejar de decir
que esta triste canción a tu lado oscurece.
Que quizás este sea el último misterio
que mirarán tus ojos nacer de mis manos…”
Silvio Rodríguez
.


.

10 comentarios:

El León Marcado dijo...

Entre las historias que llegan a mi oscura morada prefiero los "apenas" a los "casi".

Porque los casi no alcanzan...

...y los apenas comienzan.

El León Marcado dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eclipse dijo...

"El casi: régimen atroz del amor, pero también estatuto decepcionante del sueño -es la razón por la que odio los sueños- Pues acostumbro soñar con ella (sólo con ella), pero nunca es completamente ella..."

Barthes - La cámara lúcida.


anotado por mí en mi libreta hace unos días.

el casi nunca reconforta. pero también el casi hace a la piel ser piel. sin el casi, quizás, no haya misterio nunca, y qué seríamos entonces?

El León Marcado dijo...

.

Entonces...

...seríamos.


Porque si hay algo que no es casi, es la piel.

SIL ♥ dijo...

Siempre es un placer leer estos textos, siempre.

Y más cuando deja de ser "sólo" un texto escrito, para constituirse en un dinámico conjunto de momentos, que enzalados de una manera impecable, en una perfecta armonía entre contenido, estética y juego de palabras...encantan...

Un texto que es un sinfin de "apenas", que conjugan la belleza de la noche, con la magia de las estrellas, la luz de la luna y el fuego...

...Ese que es más que el propio, ese que enciende, ilumina y hace que un cometa forajido de toda órbita pida esconderse en ese cielo, que aun eterno e infinito, abraza lo inabarcable...

Y la noche, escenario en donde los momentos se suceden...se convierte en mágica, y hasta el deseo es aun menos que el momento ...entre pieles que se reconocen, consuelan, que hacen que los despetares sean un recomienzo, un "apenas...", un eterno roce que no roza...

Y los momentos que se roban, quizás, hasta en suspiros...

Y entre Poetas que cuentan (y de la manera que cuentan) habrá que intentar cuidar las estrellas...porque como dice una canción, que sería de la vida sin ellas...¿no?


Abrazoteeee

El León Marcado dijo...

.

Gracias, Hadita.

¿Parece que le gustó, no? Siempre tan buena lectora usted.

¡Las cosas que se encuentran rozando la oscuridad de mi morada!

Gracias, como siempre.

· FARO SOLIDARIO EN AUSENCIA DE PAZ · dijo...

Dicen que venimos de el polvo cósmico de las estrellas...

(aunque a veces no pasemos de "enana marrón" algunas jaja, siempre se intenta alumbrar esos lugares donde "siempre es de noche" hasta que "por fin amanezca" como dice otro cantautor, si al menos alcanzara con la intención, en fin).

Habrá que cuidar sus estrellas, ellas guían los destinos de los hombres "impresindibles"... Y dicen que las brujas las persiguen para comerse su corazón (bueh si, lo ví en una de esas pelis fantasmas! jaja)

Suerte, o exitos, mejor, o ambas, en su vida.
Un abrazo Tío.

Alice dijo...

Que lindo porder elegir el momento. Más lindo todavía es poder describirlo así... así... y generar esas ganas de poder sentir ese momento... y elegirlo...

.daNi MiraNda. dijo...

.

"este momento, que se parte con el roce de un suspiro"

estoy conmovida

sera que hace mucho que no me hago fuego entre fuegos,
que me desacostumbro de la luz de los poetas

quizas sea necesario,
para volver a admirar
los cielos que viven debajo del cielo

simplemente hermoso
por no ser tan redundante
de llamarlo
conmovedor

un abrazo muy grande
estupefacto todavia
con la belleza de tu lado sensible

Despe dijo...

Simba: Que bueno volver por acá y que lo esencial no haya cambiado :)

¿Por qué siempre te empeñás en dejarme pensando con lo que posteás?

Y otra cosa: qué grande Yoah, la extrañaba!!