lunes, 4 de octubre de 2010

Momentos emotivos con mi compañera de oficina 26

.


Estaba hablando el Burguesito de la casa de un proveedor que conoció en una visita de negocios...


Burguesito: Y estuvimos charlando, el tipo me mostró el parque con la pileta y un quincho en el fondo. Ah, ¿sabés qué tiene en la casa?… ¡Un ñandú!

Yoh: ¿Un ñandú en la casa?


Burguesito:

Yo: No se puede
(hay leyes que protejen las especies silvestres) (hay leyes donde debiera haber sentido común)

Burguesito: ¿Por qué no?

Yoh: Porque no, porque es un bicho grande…

Burguesito: Sí…

Yoh: Un ñandú es como un Pato

Yo: ....¿?¿? (cero Animal Planet tiene Yoh)

.


De la conversación aterior el Burguesito pasó a hablar de un torno que esta gente –la del ñandú- tiene a la venta en la casa.


Burguesito: Y… está lindo “el bicho”… está medio viejito, pero está bien…, andá bien, hay que acomodarlo un poco…, pero bueno es cuestión de traerlo para acá, pelarlo en el fondo y pintarlo todo…

Yoh: (que se había quedado a mitad de camino en el cambio de tema) ¡¿Pintarlo?!

Burguesito: Sí, para que se vea como nuevo...

Yoh: ¿¡¿¡¿¡¿AL ÑANDÚ?!?!?!


...Y a mí me dolía la cara de reirme.



.

4 comentarios:

SIL ♥ dijo...

Jajajajajaja.

Es lo más, Yoh.

(Pero no te rías de ella... reíte con ella, ¡eh! jaja)


Abrazote.

Horacio dijo...

jajaja qué grande yoh!!!! lo importante era el ñandú

del torno que se ocupe el dentista

·Geo·ligne· dijo...

¿Y... lo pintarón al ñandú?

:P

jajaja...

Cecilia Fernandez dijo...

Bueno cheee... justo desvió loa atención.
No seas malo... Je

Dinosaurios... vivos??? dijo mi amiga Su-Shock

Nadie es perfecto pali :P

Beso