martes, 11 de enero de 2011

Pocas cosas duelen tanto como la infancia perdida.

.

Entre ellas, cuando se nos va quien sembró para nuestro futuro.






"Tantas resucitarás"


TANTAS, María Elena.



TANTAS
.





.
Gracias.
(para algunas cosas no hay caparazón que nos alcance)
.

4 comentarios:

Alice dijo...

"Un poquito caminando y otro poquitito a pie"... así nos enseñó a andar, y vaya forma de hacer camino!

Y aunque "nadie supo bien por qué" esta vez es ella la que viaja, ojalá sea lindo como París que a ella tanto le gustaba, por la "libertad" que había decía ella, y porque eran los 60' y París (pienso yo)

Que sea un buen viaje.
A seguir cantando.

Cecile Fernandez dijo...

Ay que se me puso la piel de gallina.
Se va una parte de nosotros con ella.
Es ineviatable.
Anoche recordaba cuando con cuatro años nomás, cantaba las canciones del cassette que mis viejos me habían rgalado.

Me parece que fue ayer.
Estoy algo triste.
Gracias por compartirlo.
=)

Luz dijo...

" Yo no soy un bailarín, porque me gusta quedarme quieta en la tierra y sentir que mis pies tienen raíz."
Canción del jardinero, mi favorita de la infancia. por alguna razón que entonces no entendía, me emocionaba hasta las lágrimas.
Gracias, María Elena.
Y gracias León, por el homenaje.
Besos.

SIL ♥ dijo...

Tantas pero tantas resucitará...

Y seguirá siendo recuerdo de la infancia que revive en quienes la dejamos atrás, y será parte de la infancia de los que aun tienen que soñar con el Reino del revés, tienen que invitar a tomar el té y tienen que cantar y divertirse entre brujos y tortugas...



Abrazote.