viernes, 2 de noviembre de 2007

Patear el "IM"

A veces me canso.

A veces me duele cansarme.

Vivir puede ser cansador. Y más aun cuando uno pretende vivir como uno quiere, desea, siente. Vivir.

Si me lo pongo a pensar, entre algunas heridas del pasado, estos solo son raspones en las rodillas.

Si me lo pongo a pensar... cuantos imposibles ya logré; y solo por no descreer de la posibilidad. Solo por no dejar de creer.

Si al correr tras un sueño uno se deja caer, solo descubrirá que al levantarse el sueño aun no ha sido alcanzado. Y hasta puede haberse alejado más... porque... ¿Cuántos sueños dejarán de correr solo porque nosotros detenemos la marcha?

Y lo que cuesta alcanzar a los sueños.
Supongo que eso es parte de que sean tan gloriosos.
Supongo que vale la pena el cansancio que deja el vivir y sentirse vivo al mismo tiempo.

Cansado. Golpeado. Sigo.
Porque no creo que sea parte de mí parar.
Porque ese código de valores que rige mi vida se levanta como un dragón y me marca a fuego el camino. Porque creo en perseverar.
Creo en lograr los posibles y los increíbles.

Porque creo.
Y creen en mí.
Los que me siguen con la rara idea de verme como ejemplo.
Los que me siguen para asistirme en el paso.
Los que son camino también.
Como esa Cachorra Leona, que ronda feroz el espacio de mi espacio y deja marcas en mi espalda en cada aliento de sus garras.
Como mi hermano, que en su andar de minotauro me asegura una amable pero certera reprimenda si llego a poner frente a su mirada mi imagen decaída.
Como si pudiera escaparle al ritual de hacer camino con la seguridad de siempre tener un vigor extra en el café con leche y los hombros de mi primer caballero.

Y también seguir por los que –siempre hay- esperan regocijarse en la caída.
A pesar de que no solo la vida les sirva esos platos que siempre se encuentran fríos.

Los sueños son razones. Los ideales son sendas. Los valores son el espíritu de cada alma.
Yo tengo un sueño que abraza un ideal imposible: un mundo mejor.
Creer en la nobleza no es una causa pérdida, es alimento para el espíritu.

A veces soy un león cansado.

Pero persigo un sueño. Un ideal.

Alimento del espíritu.

Y mientras así sea, el león sigue siendo león.



"Si el presente es de lucha, el futuro es nuestro"

Ernesto Che Guevara

2 comentarios:

diego de la fuente dijo...

hola, la verdad quiero comentar algo inteligente sobre el post pero no puedo, asi que simplemente hago acto de presencia y digo "hola, la verdad quiero comentar algo inteligente sobre el post pero no puedo, asi que simplemente hago acto de presencia"

diego de la fuente

Scar dijo...

Gracias por tu comentario!!!!

(me parece que éste solo está haciendo acto de presencia...)