miércoles, 5 de noviembre de 2008

Algo más que cosa de chicos... (o mirá el titulo que me mandé, soy un piola bárbaro, para hablar de imputabilidad a menores)

.

Nobleza obliga: este conglomerado de sandeces
que expongo surge a cuento de un posteo
del Hadita de Cheshire.
Pasen y respiren, es casi necesario.
.
.
.
Si hay preguntas, tal vez, "haiga" respuestas....


Acá tenemos al menos dos interrogantes:

¿Qué hacer con el delito, con la situación actual, con el estado de las cosas? Y, en definitiva, ¿Qué hacer con el miedo?

Y por otra parte; ¿Cómo solucionamos lo que degenera en lo anterior?

(Mientras tanto, si quieren, recorremos las calles como turba iracunda en busca de culpables)

Muchas veces las respuestas ya han sido dadas. Ya verán.

En primer término entonces… más policía…. Mucha más. Con autonomía y ámbitos propios de acción, sin intervenciones molestas . Formación individual, administración centralizada y objetivos estrechos… ¡Ah, y libertad de acción! Eso va a ser lo mejor….

… Si, estoy siendo sarcástico.

No puedo evitar pensar en Macri como una especie de Gollum de la Oligarquía. (“My treasure… My precious treasure….”).

Ahora en serio (bueno, lo anterior es en serio…). Evidentemente las fuerzas de seguridad (da cosita pero es el término correcto… mientras lo sea) son insuficientes. Pero esa insuficiencia, si bien tiene un estamento cuantitativo, su parte más funesta es cualitativa. Formación (algo más que secundario completo y luego “Palo y gas 1”, “Pizza y coima 3”), cooperación, coherencia y competencia nacional (el delito se mueve sin fronteras, muchachos) y un objetivo de “orden y seguridad” que sea funcional a un país democrático, y vinculado… a un país arrasado por la ignorancia y la corrupción.

Pero, el segundo proceso –y eso no significa que deba darse después del primero- tiene que ocurrir en forma radical y necesaria. El pueblo (palabras bastardeadas si las hay…) debe educarse. ¿En cordilleras, ríos y cultivos? Por supuesto. ¿En historia, civismo y sociedad? Obvio, no hay forma de pertenecer sino. ¿En democracia, solidaridad, e identidad? Fundamentalmente, porque la amnesia de valores hace al olvido de quienes debemos ser.
En definitiva, la “cultura” es la habilidad fundamental para el uso de cualquier “herramienta” para la vida. Es el lugar justo del conocimiento, el vigor de la herramienta y el tejido que nos hace comunidad.

Re-aprender, como sociedad, nación (y ojala fronteras afuera de mi amada patria latinoamericana) sobre abstractos básicos como Honor, Lealtad, Virtud, Empeño y Justicia.

Porque el hambre, la violencia y la desesperación son mucho más que la causa del delito. Y la naturalización de la marginación y la delincuencia (con ya más de una generación que tuvo la mala suerte de nacer “abajo” y no conoce otra forma de sobrevivir) tiene más que ver con la distancia entre vecinos y la falta de oportunidades que con la visión de víctimas y victimarios. O no, pero los papeles juegan un enroque que no se ve hasta que la sangre llega al cordón…
¿Imputabilidad a menores? Dado que se condena el daño y no su causa… Si, respondo a esa pregunta: Si un chico de 10 años mata a un amigo por unas monedas, no voy a pensar en perdonarlo. Pero no le escapo a esa cuestión, solo voy más allá: Poner a un chico de 10 años (o 12 o 15) en una cárcel, o salir a “resolver por mano propia” (la palabra “resolver” se equivocó de oración) es más identificable con una venganza/¿resarcimiento? personal que con una solución.

¿Estudios y estadísticas? El adulto que comete delito, al saber que la condena por su acto es terrible, se siente obligado a “jugársela”, a arriesgar todo y a todos por no ser apresado. El niño que comete delito… bueno, supongo que debe ser aun más “básico”. La Ley debe ser aplicada con equidad y justicia… La firmeza no es lo mismo que la dureza. Yo preferiría ver qué pasa si el Ministro, el Oficial, el Panadero, el (la) Presidente y vos y yo nos hacemos cargo de nuestras falencias y nos apegamos a aquellas normas (escritas o esas que viven en cada comunidad) que no son más que pactos de convivencia. Yo intentaría… para ver que pasa… por ahí no necesitamos pisar más fuerte, sino caminar para el mismo lado.

Lo urgente no puede quitarle lugar a lo importante. Me urge sacar al
“asesino del triciclo” de la calle, me urge tener la seguridad de poder caminar, elegir, vivir en la plena seguridad de mis libertades e integridad. Por esas mismas urgencias, DEBE ser prioritario y fundamental que el “asesino del triciclo” no pase un tiempo a la sombra para salir igual o peor… y con rabia de años perdidos.
DEBE SER.
¿O alguien duda que si TODOS caminamos, elegimos y vivimos en libertad e integridad, con la seguridad de poder saborear los frutos del esfuerzo, la contención de un vecino –tan distinto a mí- que no me suelta en la caída, y la posibilidad de acceder a las oportunidades; todo eso, atravesado por una concepción de la vida y la justicia común y compartida…; otro gallo cantaría….?

Que las fuerzas de seguridad nos cuiden, con políticas pensadas, serias y contextualizadas con el conflicto y no con el miedo; con la Ley que nos iguale a los ojos del Estado (EL Estado, el de verdad, ese que está formado por Tres Poderes y toda una nación), y la educación haga algo casi precario: Nos permita reconocernos.



Muchas veces las respuestas ya han sido dadas…

.

“La educación es el gran motor del desarrollo personal. Es a través de la educación que la hija de un campesino puede convertirse en médico, que el hijo de un minero puede convertirse en jefe de la mina, que un niño de los trabajadores agrícolas...

...puede llegar a ser el presidente de una gran nación…”


…. dijo un tal Nelson Mandela
.

(y yo acá escupiendo palabras…)
.

13 comentarios:

Mägo... dijo...

Me parece que voy a volver a leerte, tus ideas estan muy bien pensadas y desarroladas, me encanto...

y de todo esto, siempre recordare esta frase "no necesitamos pisar más fuerte, sino caminar para el mismo lado"

Repito, Me encanto...

Latin Loser dijo...

jajaja che, un tipo piola ese mandela!

el problema como vos decis es el sentimiento de urgencia, esto no se resuelve a corto plazo pero nadie tiene ganas de tener paciencia y entonces se busca la solucion inmediata. es jodido el tema...

saludos!

GABU dijo...

"...Lo urgente no puede quitarle lugar a lo importante..."

Y lo importante es (RE)educar(NOS) porque creo que hemos perdido muchìsimo valores y sobre todo calidad humana,de lo contrario se hubiese comenzado por el principio,por ejemplo adecuando las càrceles para los delincuentes,no?

P.D.:A mi MACRI,no me cerraba pero ahora creo que en realidad no sabe còmo expresarse,no tiene mucho de la mierda polìtica es un empresario (garca como muy pocos) pero empresario al fin y convengamos que si no pudo con "LA 12" menos va a poder con toda la masa desorganizada que hoy en dìa somos sin mediar quien tenemos al lado,al frente ò detràs...

MUY INTENSO TU PÒSTULO!!!
Y LO SENTÌ VÌSCERAL EN CADA PALABRA...


BESOPS (sin) CUSTODIA ;)

ali dijo...

algo más que cosas de chicos.. muchos más.. y cuando de cosas de chicos se trata, los grandes no se preocupan tanto... no preguntan mucho el por qué de las cosas... porque creen que los chicos no saben las respuestas.. yo digo que sí saben, mucho saben. Y más sabrían si en vez de trabajar tuvieran tiempo, y sobre todo ganas de ir a la escuela, a las plazas, al club del barrio,de jugar a la escondida, de leer cuentos y comer chocolate...
Pero las cosas de chicos.. no son importantes, más son las cosas de grandes, los baches, las cárceles, la inflación y el dólar
Las cosas de chicos son así.. de chicos nomás...

Lolix dijo...

Las palabras hay que escupirlas igual, porque si no... nos quedan atragantadas y nos lastiman, nos enferman, nos ahcen mal. Obvio, no vamos a igualrnos nunca con Mandela. Lamentablemente, tipos como él hubo pocos. Sin embargo, no hay que dejar de escupir y vomitar todas las palabras que sean necesarias.

UN SUPER BESO

Bastet dijo...

Creo que bajar la edad de imputabilidad no es la solución , contradice todos los pactos de Derechos Humanos firmados por nuestro país.
Tendriamos que concentrarnos en promover las políticas públicas necesarias para que los chicos salgan de la calle, tengan una vida digna y puedan ser y ocuparse de cosas de "niños".
Institucionalizarlos no puede ser la solución. Me parece que, como siempre, queremos deshacernos de lo que nos molesta.

Anónimo dijo...

sigo en vigilia, tu post me parece demas serio como para q te escriba alguna pavada, pero como ultimamente por tu honor de caballero, y el mio de... dama?, estamos en una huelga de palabras te saludo por este medio, cordialmente, claro esta
y agrego que son de mas interesantes tus opiniones y con tu permiso espero seguir viendolas.
saludos, Eri

Natiii dijo...

¡Hola Simba! jajaja

Dos cositas que me surgieron al leer el post:

1) ¿Leíste sobre las multitudes de Ramos Mejía? Me vino enseguida a la mente sus pensamientos cuando leí los primeros párrafos...

2) "Orden y seguridad" --> vaya manera de reformular la consigna de "Orden y Progreso"... Las mismas "enfermedades" añejas sin resolver, los mismos atajos inservibles...

p/d: leoncito bonito, I´m back jaja

SIL ♥ dijo...

¡¡Buenas!!

La verdad un honor para mí, que un intento de reflexión haya logrado semejante post, gracias por el privilegio de ser enunciada en uno de sus textos, muchísimas gracias, hasta que me emocioné :).

Como sabrá, coincido en absoluto con su planteo, no obstante, intentarè sólo agregar algo, aunque con la contudencia, claridad, precisión y fundamentación suya, no tengo más que retomar sus palabras y sumarme a ellas.

Entonces acordamos en: desarrollar una seguridad real, que promueva ante todo la educación integral, esa que permite el desarrollo de la ciudadanía plena y con ella la exigibilidad, justamente esa educación que se constituye en herramienta básica para construir, crear, pensar, proyectar, confrontar, soñar, crecer, andar.

Promover la cultura,como modo de expresión, resistencia, liberación, revolución.

Y asi, compartir el camino y en la misma dirección, con honor, lealtad, respeto, reciprocidad, solidaridad, con justicia, igualdad y seguridad.

Generando oportunidades para todos y reales, donde cada cuál se haga cargo de lo que le corresponda, y no se deposite la razón de ser de una problemática social compleja en un grupo en particular generalmente lo más vulnerables y marginados.

Donde los niños sean niños, crezcan como tales, dónde la preocupación central, sea el desarrollo pleno y feliz de su niñez y no cuánto más rápido pueden ser privados de su libertad, educar para la libertad desde el encierro no parece la mejor opción si de integración social se habla.


"Yo quiero seguir jugando a lo perdido,
yo quiero ser a la zurda más que diestro,
yo quiero hacer un congreso del unido,
yo quiero rezar a fondo un hijonuestro.

Dirán que pasó de moda la locura,
dirán que la gente es mala y no merece,
más yo seguiré soñando travesuras
(acaso multiplicar panes y peces)"


Y seguiremos soñando con travesuras, de esas en que nos reconocemos, nos encontramos, nos acompañamos, desde la libertad e integridad,desde una "concepción de la vida y la justicia común y compartida".

Impecable, como siempre.

Un placer pasar por su morada, uno se va enriquecido y pensando por la propia reflexión a la que invitan sus post.

Besotes y gracias.

Gise dijo...

Muy buen post. Mandela, un capo la verdad.

Saludos!

Guille dijo...

Lo había leído en el posteo de Sil.
Lo volví a leer acá, leí la respuesta de Sil, leí los comentarios.
Puse a sonar el necio, y me emocioné. Es inevitable.

Me fascina que haya gente como ustedes, con esa decisión, con esa claridad de ideas, con esa tan bien formada y aún mejor explicitada opinión.
Como un tipo todavía incapaz de expresarse a ese nivel, te doy las gracias, porque me permitís reordenar las palabras con una base fortísima.

Ya está de más decir que coincido, me parece.

Un abrazo!

Scar dijo...

.

.


Mägo...

Gracias por el elogio.
(Se hace lo que se puede) (o lo que sale)

Me asaltó la duda, ¿me leía antes?




Latin Loser

Mucho más que un tipo piola, un gigante.

Si aunque sea se buscara una solución a lo inmediato…

.. son parches decorativos y medidas impetuosas.




GABU

"...Lo urgente no puede quitarle lugar a lo importante..."

La frase le puede sonar a algún lector de la inoxidable Mafalda, del genial Quino.


(er… no entendí… ¿a favor o en contra de Macri?)
(supongo que en contra… porque sino… ¡Fuera de mi propiedad!)

Gracias por los elogios.




Ali

Creo que los chicos no saben las respuestas, pero este disentir viene de una coincidencia: Los chicos deben ser chicos. No tiene que saber las respuestas. Tienen que ocuparse de cosas más importantes, cosas de chicos.

Tal vez si los escucháramos un poco más, y respetáramos otro tanto –mucho más allá de lo que se entiende así-, podrían encontrar su lugar adecuado, que les permita sentar las bases para ser hombres de bien el día de mañana (y no quemar su infancia en una madurez nefasta e impuesta).

Sí, es verdad, no solo debemos dejarlos jugar, crear y soñar.

Debemos asegurarnos que lo hagan.




Lolix

Sigo escupiendo, verás.

Y, a veces, de las arcadas de dolor, vomito palabras.

Sueño con ser al menos tan íntegro como la sombra de Mandela.

Otro beso.
(¡y al fin apareciste!)




Bastet

Seguimos de acuerdo.

Pero, incluso, la cárcel ni siquiera los institucionaliza.
Porque no cumple objetivos propios que son el quid como institución.

Una vez más, queremos eliminar un mal prendiendo fuego todo. Y después salen incendiados, y el dolor debe pesar, necesariamente.

Sigue la coincidencia: Cosas de chicos. Las que deben ser.

Fijesé que en el intento de eliminar lo que molesta… creamos algo peor.

Un placer, lo sabe.



Eri

Mis palabras nunca están en huelga
(sí, ¿cómo cerrar la boca?). Menos si se juegan honores, jaja.

Gracias por sus elogios. Y no pida permiso que ya lo tiene ganado.

Más saludos.




Natiii

1) no, no leí, ¿de qué se trata?

2) Hay consignas que deben reformularse. Otras deben ser simplemente nuevas consignas.

(¿”leoncito bonito”?)

¡Jajaj, miren quién está de vuelta!



SIL ♥


Un gusto respirar primaveras, Hadita.

Y uno más si me trae a Silvio a decir verdades y proponer luchas.

No puedo extenderme más… ya le debo bastante espacio de su blog.

Más besos, y más gracias.



Gise

Gracias, y por supuesto que sí.

¡Saludos!



Guille

Como un tipo jodido, retorcido, enmarañado, pedante y ácido… es un gusto tenerlo por acá, joven caballero, con el entendimiento fresco.

Como un tipo que gusta de pisar la tierra sin cesar la marcha a las utopías… es un honor saberlo un compañero en el viaje.

Lo demás, lo demás ya vendrá por instrucción, esfuerzo, convicción y lucha. Ya verá.

Horacio dijo...

la inseguridad es la venganza de los pobres

por algún lado siempre va a salir, que se jodan