viernes, 14 de agosto de 2009

De tardes cálidas de invierno...

.



Una voz,
como un sentimiento
o una canción.
Algo más que me ayude a despertar.
"Las cosas tienen movimiento" de Fito Páez



.




El leoncito se acercó a los saltos hasta la piedra desnuda sobre la que retozaba el León Marcado. El adulto sintió llegar al cachorro a sus espaldas pero no giró para recibirlo, entretenido como estaba con nada puntual. El leoncito al ver el cuerpo inmutable del mayor se sonrió y, entrecerrando sus ojos, se agazapó sigilosamente. Avanzó lentamente, saboreando la sorpresa y conteniendo las ganas que podrían arruinarla. El aire era cálido para ser aun invierno, y sostenía pesadamente el silencio. Ya, a un solo brinco de distancia, el cuerpecito se tensó en cada músculo.

-Espero que tengas una buena razón para venir aquí a consumir mi aire – dijo el León Marcado sin siquiera girar su cabeza.

-Aaaaaahh… - se quejó el leoncito – ¡Pensé que te había sorprendido!

-Me imagino tu decepción… espero que puedas superarlo – contestó el León con sarcasmo.

-Jajaja, no, la verdad es que algún día podré sorprenderte- contestó campante el leoncito.

-¿”La verdad”? , “la verdad” es algo esquivo, cachorro. Pero seguramente lograrás ambas: La Verdad y sorprenderme, y tal vez a un tiempo- y aun sin dirigirle una mirada, le prestó ese aliento.

Un pequeño saltamontes quiso aprovechar la distracción de los felinos para escapar de una isla de pastos que sobrevivía entre las rocas.

Quiso, pero el leoncito gasto todas sus ganas acumuladas en cazarlo en el aire. Sus patas lo envolvían sin aplastarlo contra el suelo. Ahí nomás de su sonrisa.

Apenas de reojo el León Marcado vio el movimiento: - ¿Qué tienes ahí?- preguntó con media sonrisa y media ternura.

El leoncito pensó unos segundos y, robando un poco de ese tono sarcástico del adulto, contestó:- ¡Atrapé a La Verdad!-, y se revolcó de la risa.

El León Marcado movió su cuerpo sin levantarse del todo de su descanso. Miró al cachorro y en un susurro firme pero cordial le dijo:- A veces no es tarea simple, pero no sólo debes atrapar a La Verdad… - fijó sus ojos seguros en el joven- …sino que nunca, pero nunca, debes dejar que se escape. -.




El leoncito miró con ojos grandes y las palabras del adulto se acomodaron una a una en su mirada.



-Suena raro, pero La Verdad es una de esas pocas cosas que debemos apresar fuerte entre nuestras garras para hacerlas libres-



León adulto y león pequeño pasaron juntos un rato más, entretenidos con nada puntual.





Al saltamontes…

al saltamontes sí lo dejaron seguir su camino.




.






.

13 comentarios:

*GEORGINA* dijo...

aaaaaaaahhhhhhhhh bueeenooo!!
sabes q me caes muy mal??..(x ese sarcamsmo de león marcado).. pero cuando escribís..no sé ..(conmoves.. PERO! quién dijo eso?!!)
QUE BUEN TEXTO!!!
ahh! la q te parió Scar! jaja :P (esa retórica)
bueno, en serio, TREMENDO TEXTO EH.. (mucho muy)
(..muy vos) jaja
con media sonrisa y media ternura? mirá vos, tenías- :P

un beso enorme tio- siga bien..
(ya sabe q es chiste no?, ud tiene la habilidad de crear con sus palabras un tornado en el centro del pecho .. -bueno, no siempre tampoco eh- esa es la sensación, pero no me crea mucho, soy exagerada).

exitos con sus caminos varios-
(BUE, me condiciono con lo de huevadas vió jaja)

Eclipse dijo...

pero uno a veces solo tiene lo que no encierra, lo que deja libre.

yo no sé si la verdad nos hará libres o si al dejar libre la verdad realmente nos va a pertencer.

tampoco sé qué tanto sirve tener una postura al respecto.

quizás cuando dejamos libre algo, esperamos que vuelva... y viene, algún día llega. si no, no tenía que ser. así la verdad. la merecemos... o no.

Alice dijo...

"no esperés, no te enseñaré a vivir"

Que felicidad volver a leerte!
que alegría infinita!

Habrá que intentar atrapar la verdad entonces...
con saltos
con sarcasmos,
o con palabras...

Me encantó la imagen de "entretenido con nada puntual"

besos de alegría!

Dani Bani! dijo...

Una tormenta de sensaciones.

Lo hizo de nuevo.

El león marcado dijo...

.

Farolito.

Gracias, gracias, y gracias.

Por tanto elogio y por leer y dejarse llevar por las palabras.

Y sí… sé que le caigo mal.

Jajaja.




Eclipse.

A veces, pero la verdad sí nos hará libres, presa entre nuestras manos y no por ello prisionera.

Y, al contrario, creo que indefectiblemente, por el bien del camino, debemos tener una postura al respecto.

Porque la verdad no volverá solo si tiene que ser. La Verdad SIEMPRE tiene que ser.

Un abrazo, damita.




Ali.

Sólo porque los lectores quieren leer…

Habrá, Ali, habrá.

Más besos.




Gitanilla

Nah… apenas una brisa…

(Pero espero hacerlo)

SIL ♥ dijo...

Buenas...

Qué lindo volver a encontrarse con estos textos, y más aun, cuando remiten a las fibras de la esencia, como son La Verdad, los encuentros, las sorpresas, los diálogos,la ternura...

Un texto que envuelve calidamente entre imágenes, "juegos" de palabras y sentires que se aferran, sujetan y atan a búsquedas que liberan...(hasta casi que suena irónico... ¿no?)

Y ese Leoncito, lleno de ternura, de ganas, de ansias de "sorprender", de volar, quizás de despertar, que aparece casi magicamente en el "descanso" del León Marcado...

Aunque me atrevería a pensar, que más que descanso, es sólo una pausa...porque el León Marcado por nada detiene su paso...

Un León que tiene la capacidad para paercibir hasta los intentos de sorpresas, que posee la habilidad de desarmar esos y otros tantos intentos, pero que aun a pesar de las marcas que lo hacen "un poco así", sigue permitiendo el encuentro, propiciando el diálogo y trasmitiendo principios e ideales a los cuáles aferrarse para seguir el camino.


Y esa "media sonrisa y media ternura" que aparecen en esos momentos, donde se logra compartir con el otro, y más aun, cuando se tratan de aprendizajes, de búsquedas, de pequeños hallazgos...


La Verdad es una de esas pocas cosas que debemos apresar fuerte entre nuestras garras para hacerlas libres, y si...me dejó pensando...

Y quizás sea necesario aferrarse a La Verdad, conocerla, buscarla, tomarla como propia, porque sólo asi uno puede ser libre...
En tanto que, sólo así, se puede pasar de las "verdades propias", "Mías", "tuyas", "nuestras" a La Verdad esa que envuelve a una totalidad, esa que se constituye como proyecto y no, únicamente como fin.


Ay ay ay, estos textos que me hacen volar, pensar, que me obligan a interpelar...Y como evitarlo, cuando son textos que se refieren a las búsquedas que hacen al Ser.

IMPECABLE, como siempre.


Y si lo encuentra al Leoncito, dígale por favor, que siga "saboreando la sorpresa y conteniendo las ganas que podrían arruinarla" porque en algún momento lo va a lograr, y la respuesta va a ser una sonrisa enorme, llena de ternura que va a hacer que las palabras se acomoden una a una, en el encuentro de esas miradas...


"-Aaaaaahh… - se quejó el leoncito – ¡Pensé que te había sorprendido!" jajajaja, hasta pude escuchar el tono en que lo dijo jajaja.


Besotes y gracias por tan lindo (y tierno) texto.

SIL ♥ dijo...

(Sisi, aparezco una vez que responde a todas...tarde pero seguro eh jaja)

Eliana dijo...

Vuelve a hacer su aparición por estos lugares la que alguna vez fue una Ninfa..
Es de noche y me tentó leer todo lo que escribió Sr León, pero el sueño de feriado es mas pesado que mil leones sobre mi cabeza.
Tengo que ponerme en sintonía una vez mas con su blog, los tengo perdidos a los blogs pero una nunca se termina de ir por completo de los lugares donde alguna vez fue bien recibida.

Ya nos volveremos a leer

Ninfa del Pileton =)

Limada dijo...

:) me gustó mucho, mucho. Y me provocó ternura, enseñar y aprender son cuestiones hermosas.

Sigo sin ponerla dijo...

La verdad, nunca toqué a nadie.

Lol-it! dijo...

Aca también vi luz y entré...

Me siento el leoncito aprendiendo del león.

Besos y gracias por la visita!

La niña Che dijo...

que groso Don León!

quiero más cuentitos del León Marcado

Scar no le gustaba más?

besos

siempre estoy por acá aunque no comente

El león marcado dijo...

.

Hadita.

Estamos de acuerdo (y van), la Verdad no es un fin. Es proyecto, es medio y herramienta. Es aire.

A brazo partido luchar por hacerla propia, por reconocerla, por abrazarla. A brazo partido y hombro a hombro. Porque no hay como la Verdad para todos.

La verdad, La Verdad hace La Verdad.
(Es una frase que parece salida de la “terapia” del Domingo)

No se deje engañar, el León Marcado aun no se decide acerca de qué tanto soporta a los cachorros…

Un abrazo.

Y siga con estos posteos… digo, comentarios… jeje



La Ninfa del Piletón.

¡Miren lo que trajo la marea!

Las noches y el sueño pueden jugar a favor de las historias que rondan por acá.

Lea, lea a su tiempo, y después me comenta.

Siempre es bien recibida aquí, usted lo sabe.
(y eso que acá no recibimos bien a nadie)

Un abrazo.



Limada.

Hermosas, y necesarias.

Un gusto que le guste.




Sigo sin ponerla.

Debo decirte, muchacho, que tus padres no quisieron comprarte ni siquiera un perro… temían por él…



Lol-it!.

¿No me diga que me olvidé la luz prendida?

Debió ser Poqui, la muchacha de la limpieza…

Que lindo elogio me ha dejado, mi dama.

Besos y gracias a usted por la visita.




La niña Che.

Gracias por los elogios,

...y por volver a la morada oscura del León Marcado.

Ya habrá más cuentos, siempre los hay.

Scar sigue siendo… pero acá se reinventa la historia.

Más besos